fbpx

Acerca de …

Soy Jan van der Reis y fue como hace 11 años cuando a mi me dió una fuerte gastrítis.

Gastritis

Fui con el gastroenterólogo y primero hizo un ultrasonido y me dijo: Su intestino está muy inflamado.

Le contesté: Platíqueme algo nuevo Doctor.

Luego me hizo una endoscopía, que consiste en que te insertan un tubo con una camarita en tu garganta, para filmar este video.

Después te todo esto me diagnosticó gastritis y me recetó un medicamento llamado Omeprazol.

Lo tomas, y como por arte de magia desaparecen los dolores.

Pero …

El problema es, que al dejar de tomarlo, los dolores y malestares muchas veces regresan tan rápido como desaparecieron.

Y como no quería seguir consumiendo el Omeprazol el resto de mi vida, me puse a investigar.

Acabar con la gastritis

Primero intenté con el cuachalalate que le había dado buenos resultados a una amiga y tambien con la miel de la abeja melipona.

Ambos me ayudaron a disminuir los síntomas. Pero no me curaron.

Seguí con mi investigación y aprendí acerca de las bacterias benéficas, que se llaman probióticos.

En particular los lactobacilosbifidobacterias y otros organismos que son importantes para mantener una buena salud y tu bienestar.

Y finalmente descubrí

La solución real

  • Una solución natural.
  • Sin pastillas todos los días.
  • Una solución que acaba con la gastritis de una vez por todas.

Y fueron los fermentos, que me curaron de mi gastritis. – Completamente

Hoy puedo tomar café que me encanta, echarme unos buenos tacos con su salsita, y hasta tomarme mis vinitos.

Algunos de mis amigos que también padecían de esto se enteraron y me empezaron a pedir yogurt de búlgaros y también les ayudo.

Así fue como entre a este ramo.

Decidí aprender más y me capacité en el Centro de Estudios de la Leche A.C. Ahí me recibí como Lactólogo.

Y también me puse a estudiar nuestro microbioma en la Universidad de Colorado Boulder en conjunto con la UC San Diego.

Y para no hacerte el cuento largo acabé abriendo un negocio de alimentos  probióticos, que se encuentra aquí en el centro del bonito Querétaro en México, con el que llevo ya casi nueve años. Se llama Probioteca.

Doy talleres de fermentación desde 2016. Si te interesan dále clic aquí